No soy shakespeare: Mi discurso

Hola!

Hoy me gustaría hacer una entrada de blog algo diferente, el discurso de boda para mi hermano. Todo sea dicho que no suelo escribir (y no crea que sea buena). Quizás sirva de inspiración para alguien que quiera escribir un texto y no sabe por dónde empezar.

Os pongo en antecedentes…Cuando me casé en el 2005, le pedí a mi hermano que me dijera unas palabras y él me escribió un poema muy bonito… Para su boda este año, en mayo, mi hermano (me devolvió la jugada!) y pidió que yo también dijera unas palabras…A mí, la verdad sea dicha, ni se me da bien escribir (y menos poemas). ¿Y qué se dice en estos casos?  Hay  un montón de poemas, rimas y cientos de discursos que puedes coger o copiar de  internet… pero un día así se merece unas palabras sinceras y que provengan del corazón. Da igual, si está mejor o peor escrito, lo que cuenta es que se haga con amor y cariño. De eso estoy segura!

Semanas antes de la boda, empecé a ponerme nerviosa, porque no había escrito ni UNA línea del discurso…y no tenía ni idea qué decir! Por unos problemas técnicos, me quedé  desconectada en casa (sin móvil ni internet) y entonces decidí coger lápiz y papel (a la vieja usanza!) y empezar a escribir ideas, conceptos o frases. Y fue en ese momento que la inspiración empezó a fluir….resultando este discurso.

Así que comparto con vosotros el discurso muy personal que dediqué a mi hermano Daniel en su enlace con su preciosa Elena, titulado, “Viento”

(También mencionar que está muy vinculado al mar por razones profesionales. Os dejo su web por si os interesa: Kiteboarding Events)

Ah! Y como guindilla lo traduje al alemán para todos los invitados alemanes!

Viento

Hace 14 años me acompañaste a uno de los días más importantes de mi vida, con flores y un verso. Hoy me hace feliz acompañarte en el inicio del viaje más importante de tu vida.

Leí en una ocasión que el viento es aire siempre de viaje. Como tú, hermano. El viento es tu vida, te guía y te acompaña en todas sus formas. Es el viento de popa que te lleva lugares lejanos y exóticos. El viento calmoso que te trae oportunidades y felicidad. Este vientecillo que  te susurrará para superar tus retos. En ocasiones el viento es fuerte e indomable como un ciclón y desordena tu vida, poniéndote a prueba con adversidades o arrebatándote a las personas que más quieres.

Desconocemos de dónde viene el viento o el rumbo que toma. Pero una cosa se, y es que es al viento al que hay que agradecer que hoy estemos aquí.

Quiero creer que el viento no es un mero flujo de gases a gran escala. Quiero creer que es ese ángel que en la vida no pudo estar a tu lado pero que al adoptar la forma de viento puede acariciarte con su brisa,  empoderarte con un soplo o lanzarte para que vueles en el cielo o navegues en el mar con tus velas. A este viento quiero agradecerle que haya traído a Elena a tu vida y a la nuestra. Quizás la vida tenía otro plan, pero el viento es sabio y ha alienado las corrientes para que vuestros caminos se cruzaran. El viento es inteligente porque sabe que Elena era tu destino, es tu calma y ahora tu hogar. Con ella formarás una familia y a tus hijos les podrás acariciar y besar como el viento hace contigo.

Estoy segura que el viento te sorprenderá con nuevos destinos y nuevos amigos con los que compartir dulces palabras: amor, amistad, felicidad, generosidad u otras cómo cachondeo, jolgorio, risas, paella o bromas.

Como tu hermana mayor, estoy muy orgullosa de ver el hombre en que te has convertido. Aquél niño pillo que rescataba ratones de campo o pollitos y los traía a casa, al que debía de defender en alguna que otra riña infantil o al debía acompañar a devolver aquel machete gigantesco a la tienda para que no se enterara el papa.  Pero lentamente te has ido forjando tu propio camino, sin miedo y con mucha determinación. Siempre luchando contra viento y marea, saliendo victorioso de tus hazañas. Un ejemplo de bondad, amistad, lealtad y persistencia… Y  aunque estas palabras no suelo decirlas a menudo, hoy lo digo alto y claro: Te quiero y te admiro hermano.

Hoy el papa, opa, Dieter que ya no están con nosotros, se han convertido en rayos de sol, para celebrarlo contigo y con Elena. Así pues, deja que sople viento, ajusta tus velas y siempre llegarás a tu destino.

Tu hermana que te quiere.

Novio Boda