La sesión ideal para todo tipo de retrato

Los días de verano el paisaje se tiñe de amarillo. Los campos de girasoles son una postal increíble para una sesión fotográfica, ideal para familias, niños o embarazadas. Incluso retratos para perfiles profesionales más creativos y que quieren destacar con originalidad y vitalidad.

El girasol es una flor hermosa. Sus flores transmiten calidez. Son símbolo del sol, del amor, la vitalidad, la energía y el positivismo. Las sacerdotisas incas lucían en sus prendas grandes discos de girasoles hechos de oro.
Una sesión de fotos con girasoles va hacer feliz a tu familia , hijos, te llenará de energía positiva y está muy cerca, a tu alcance.

El entorno marca tu look para la sesión fotográfica.

En este entorno, el paisaje será amarillo, verde y azul. Opta por vestirte con colores lisos, naturales que no eclipsen el paisaje. Puedes elegir un look campestre (country) para estar a tono con el entorno o buscar lo contrario, un look glamuroso o étnico con tules, encajes , volantes.
Recuerda siempre evitar los colores estridentes, que llamen mucho la atención. Los protagonistas sois tú, tu familia y el maravilloso campo de girasoles.
Y si tienes dudas, nuestra estilista Pilar te echará una mano encantada!

Fotografías divertidas y desenfadadas con girasoles

No hay que decir que además el entorno nos invita a ser más joviales, desenfadados. Nos permita fusionarnos con el entorno de forma divertida y creativa. Si miramos con atención veremos muchas perspectivas que nos regalaran una imagen digna de postal!

Importante tener respeto por el entorno

Si vamos hacernos fotografías es en un campo de girasoles (o cualquier otro campo cultivado) debemos recordar que hay personas que han trabajo este campo. No en vano crecen los girasoles, así que debemos tener mucho cuidado de no pisar ninguna flor y menos romperla!
Entramos con precaución sin lastimar nada, así todos disfrutaremos del bello paisaje!
premama, girasoles, verano premama en exteriores recuerdos de embarazo